REHABILITACIÓN NEUROLÓGICA



Tratamos ictus, esclerosis múltiple, distrofias musculares, parkinson, parálisis cerebral infantil, espasticidad, trastornos del desarrollo psicomotor, etcétera.

El objetivo principal de la fisioterapia neurológica consiste en devolver la movilidad normal a aquellas personas que, a consecuencia de una enfermedad, han sufrido algún tipo de trastorno sensitivo-motor, ayudándolas a que estos problemas no hagan renunciar a la vida personal.

Pero además de éste, la fisioterapia neurológica busca obtener los siguientes resultados:

Mejorar la marcha.

Dar mayor estabilidad.

Reducir la espasticidad, los temblores y la fatiga.

Mejorar la capacidad y la autonomía.

Contribuir a la mejoría en las actividades de la vida diaria.

Tratamientos:

1.Método Vojta

El método Vojta está basado en un principio activador del Sistema Nervioso Central, que consiste en evocar los patrones de postura y movimiento normales activados a través de los dos patrones de la locomoción refleja: reptación refleja (decúbito prono) y volteo reflejo (decúbito supino y lateral).

2.Concepto Bobath

El concepto Bobath es un enfoque de fisioterapia neurológica utilizado para la evaluación y tratamiento de trastornos de la función, el movimiento y el control postural derivados de una lesión del sistema nervioso central.

3.Método Kabat

El método Kabat es una técnica de facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP) que utiliza las informaciones táctiles de origen superficial y profundo, como la posición articular o el estiramiento de tendones y músculos, con la finalidad de excitar el sistema nervioso para poner en funcionamiento el sistema muscular, es decir, se basa en desencadenar y facilitar el movimiento voluntario del paciente.

4.Método Perfetti

El método Perfetti es otro método de fisioterapia neurológica que se basa en la concepción de que el movimiento no consiste en una simple contracción muscular, sino que es el resultado de un proceso mucho más complejo, que nace en el cerebro. En consecuencia a este planteamiento, el tratamiento no sólo se dirige al músculo, sino que tiene en cuenta cómo se organiza el movimiento a nivel cerebral. Por lo tanto, para recuperar el movimiento es necesario activar los procesos cognitivos que se encargan de dicha organización, procesos tales como la percepción, la atención, la memoria, el lenguaje, etc.